Internet ofrece la posibilidad de acceder a casi toda la información biomédica que se ha producido en los últimos años y a la que se produce en el momento actual. Pero la localización de información útil y de calidad en Internet es una tarea cada día más compleja y difícil, que no se basa únicamente en la utilización de buscadores clásicos, son necesarios caminos que permiten acceder a todo este volumen de información "profunda" o "invisible".

   La información biomédica creada, para que pueda ser localizada, es organizada en una serie de recursos que son distribuidos por la red de Internet gracias a editores-distribuidores que pueden ser bibliotecas, portales de Internet, como Otorrinoweb, distribuidores comerciales, etc. Los recursos son herramientas que permiten buscar, identificar y localizar la información que se necesita.

   Los recursos biomédicos pueden ser de suscripción, es decir, previo pago, o bien de acceso gratuito.

   Según su contenido e información, los recursos se pueden agrupar en estos tipos o categorías:                                                                                   

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

                                                                                                                                             

                                                                                                                                                                                      

    BASES DE DATOS BIBLIOGRAFICOS.

   Son bases de datos documentales en línea con colecciones de datos bibliográficos de una serie de publicaciones organizadas por índices.

   Su unidad básica de información son los registro que contienen la información de un documento o recurso. Cada registro se divide en una serie de campos con información relativa al registro. La información de cada campo genera los índices a partir de los cuales se realiza la búsqueda de información. La estructura de las bases de datos suelen identificar de forma clara los distintos campos o índices de contenido de búsqueda (búsqueda avanzada). Generalmente, además de identificar la fuente ofrecen, resumen de la publicación.

   Se pueden agrupar de muchas formas, según el organismo productor, según el modo de acceso, según la cobertura temática o según el modelo de tratamiento documental. Otorrinoweb agrupa las bases de datos biomédicas online de la siguiente forma: 

                                                          

      Accesos a MEDLINE.

   Medline es la base de datos de la National Library of Medicine de los EEUU, es la base de datos médicos más grande del mundo. Proporciona gratuitamente los resúmenes de la mayoría de las publicaciones que indexa desde 1966.

                                                  

      Bases de datos bibliográficas gratuitas: sumarios.

   Bases de datos sencillas en las que el productor aporta los datos descriptivos fundamentales para localizar el documento, proporcionando gratuitamente el sumario y excepcionalmente el texto completo de cada artículo.

                                                      

      Bases de datos bibliográficas por suscripción.

   Bases de datos bibliográficas a texto completo a las que es necesario estar suscrito previo pago o las que está suscrita una institución y se puede acceder con una clave.

                                                                           

      Bases de datos a texto completo.

   Ofrecen la posibilidad del volcado del texto completo asociado a la publicación. También se incluyen en esta categoría las obras de referencia tipo enciclopedias o diccionarios.

                                                

      Bases de datos integradas.

   Contienen información referida solamente sobre una disciplina o materia concreta, a texto completo y asocian servicios adicionales.

                                                 

                                                             

   OTROS RECURSOS DE INFORMACION BIOMEDICA.

                                     

     Medicina basada en la evidencia.

   Constituye un nuevo movimiento dentro de la enseñanza y práctica de la medicina, denominado "Evidence Based Medicine", iniciado en su día por un grupo de médicos radicados en la Universidad de McMaster, hoy es ya un movimiento global.

   En el momento actual generada ya tanta información y tan importante que hemos considerado que debe de  ocupar un apartado único entre las fuentes de información biomédica.

   Como ocurre con el resto de la información biomédica, para localizar las evidencias de forma eficaz es recomendable en primer lugar, elegir la fuente de información más apropiada mediante una estrategia de búsqueda.

                                                    

     Catálogo de Bibliotecas.

   Bases de datos bibliográficas indexadas con la información relativa a los fondos que posee una biblioteca.

   Son recursos que suministran acceso por Internet a los textos completos de artículos indexados de los fondos que poseen. En algunos casos sólo ofrecen la localización física donde puede encontrarse el documento.

                        

      Hemerotecas digitales.

   Son bases de datos a texto completo de una serie de revistas. Suelen pertenecer a editoriales privadas.

 

       Buscadores.

   Motores de búsqueda que permiten buscar información contenida en las webs de Internet. Buscan texto o imágenes. Admiten diversos idiomas.

   Pueden diferenciarse en: Buscadores médicos, Metabuscadores y Buscadores generales.

                                       

      Portales científicos.

   Punto de entrada común a una colección de recursos electrónicos de carácter científico. En el portal científico se ofrecen una serie de herramientas, contenidos y servicios que sirven de apoyo a la comunidad científica”.

   También se les conoce como puntos de entrada a Internet. Agrupan múltiples servicios de información como buscadores, directorios, contenidos propios y otros recursos de información ya seleccionados.

   Se les diferencia en horizontales y verticales. Los horizontales son los que cubren todas o varias áreas de la ciencia. Los verticales son los que cubren una sola área de la ciencia o más de un área pero con conexión entre ellas.